CARISMAS (DONES), Y FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO

Carismas (Dones), y Frutos DEL ESPIRITU SANTO Cuando viene el Espíritu Santo pasan cosas maravillosas porque nos trae eso que se llaman los "frutos" del Espíritu Santo: Amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio porpio (Gálatas 5:22). Donde hay todas esas cosas no puede haber más que maravillas… y habrá tantas más maravillas cuanto más se llene uno de ellas, cuanto más se vacíe uno de sí mismo, porque ese es el secreto, quedarse sin nada, para que Jesús lo llene todo. Los "dones," los "carismas," son los regalos especiales que trae el Espíritu, estos son "regalos" personales, a unos distintos que a otros. Así lo describe San Pablo: No quiero hermanos que ignoréis lo tocante a los dones espirituales… A cada uno se le otorga la manifestación del Espíritu para común utilidad. A uno le es dado por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, la palabra de ciencia, según el mismo Espíritu; a otro fe en el mismo Espíritu; a otro don de sanaciones, en el mismo Espíritu; a otro, operaciones milagrosas; a otro profecía; a otro discenimiento de espíritus; a otro diversidad de lenguas; a otro, interpretación de lenguas. Todas estas cosas las obra el único y mismo Espíritu, que distribuye a cada uno según quiere (1 Corintios 12:1, 7-11). Estos carismas son regalos individuales, a cada uno da los que quiere, según quiere, y los da para el bien de la comunidad, para común utilidad. Sólo el don de lenguas se da para el bien del individuo que lo recibe, para edificarse a sí mismo (1 Cor. 14:4). San Pablo nos da varias listas en tres de sus cartas, y en los mismos capítulos nos habla acerca del Cuerpo Místico de Cristo, para indicarnos que los carismas son para la edifición del cuerpo de Cristo, excepto el don de lenguas, que es para edificarse uno mismo (1 Cor. 12, Romanos 12, Efesios, 4). Otras listas de dones las dan 1 Pedro 4, Isaías 11:2… en total unos 30 "carismas". Aquí haremos sólo un breve comentario a 1 Cor. 12, porque este capítulo a Corintios se le puede considerar como la "Carta Magna" de la Renovación, aunque toda la Biblia llega a ser la Carta Magna, porque una de las características de los carismáticos es el amor a la Palabra de Dios y los deseos de leer a diario la Biblia, y conocerla bien. En la lista de Corintios hay 9 carismas que se pueden distribuir en tres grupos: 1. Carismas de la mente: Sabiduría, Ciencia, Discernimiento de Espíritus. 2. Carismas de acción: Milagros, Sanaciones, Fe (de la que mueve montañas). 3. Carismas de la lengua: Profecía, Lenguas, Interpretación de lenguas. (1Cor.12:8-10). Tengamos en cuenta que todos estos son "dones," regalos, carismas que no se pueden merecer… pero que se pueden pedir, o aspirar a ellos, como dice en 1 Corintios 12:31, al final del capítulo. Así es que, según los comentarios, trata de aspirar a tener alguno de ellos, el que más te guste, o los que más te gusten. Para que los uses, no para tu honra o bien, sino para el bien de tu comunidad, para el bien de la Iglesia. Comentario de los 9 Carismas de 1Cor.12:8-10, según el orden de San Pablo: 1- Carisma de Sabiduría: Es el primero que señala Isaías, y el primero que señala aquí San Pablo, y es el más importante. La sabiduría es más valiosa que el oro y la plata, es el don de conocer los misterios maravillosos de Dios, su amor, su grandeza, su preocupación por nosotros… Si el presidente de la nación o el Papa fueran a venir a cenar a tu casa esta noche sería una gran cosa, una maravilla; pues Dios quiere venir a cenar contigo hoy, y a vivir contigo, a ser tu amigo, se humilla tanto que se hace Pan en la Eucaristía para venir a ti. Dios quiere venir a cenar contigo hoy, y a vivir contigo, a ser tu amigo, se humilla tanto que se hace pan en la Eucaristía para venir a ti. Cuando alguien entiende nada más que un poquito de esto, es como para volverse loco de emoción y de amor… Pues éste es el don de la sabiduría. El conocer y vivir el hecho de que Dios me ama, me quiere, que todo lo suyo es mío porque yo soy su hijo, que quiere darme todas su riquezas, porque las tiene para mí, como cualquier padre, todo lo que tiene es para su hijo. El don de sabiduría es el que nos hace comprender y vivir las maravillas de la oración, y de la cruz, y del sacerdocio… y todo esto no con saber teológico aprendido en libros, sino escrito en el corazón por el mismo Espíritu, en personas cultas o incultas, en las que él quiera escoger, a las que él se lo quiera regalar… San Pablo habla de "Palabra de Sabiduría"… así es que ese regalo no se convierte en Carisma hasta que no se da, hasta que no se pronuncia la Palabra que va a ayudar a otro a conocer mejor a Dios, o a vivir con más amor el tesoro de la Eucaristía con toda su potestad y grandeza, etc. 2- Carisma de Ciencia: Es algo de lo muchísimo que Dios conoce que lo da a saber a una persona, a la que él quiera. Por ejemplo, a San José le dio a saber en sueños qu iba Herodes a matar al niño; o a los pastores les hizo saber que había en Belén un niño que era Dios… Es al Palabra que le dijo Jesús a la Samaritana en Juan 4:17-18 y que le impresionó tanto que les dijo a los del pueblo, "me ha dicho todo cuanto he heho, ¿No será el Mesías?" (Jn.4:29)… o la palabra sencilla que le dijo a Natanael que le hizo decir a Natanael, "Tu eres el Hijo de Dios" (Jn.1:47-51). Es conocer algo del presente, del pasado o del futuro, que nadie lo puede saber, que no se puede aprender en ningún libro… Es impresionante cuando en una sesión de sanación Dios da la "Palabra de Ciencia", y el sanador dice: "Aquí hay un hombre de 43 años, con camisa verde, con un reloj en la mano derecha, que está paralítico por 16 años, el Señor lo está sanando… ¡Y ahí está, con su camisa verde y su reloj en la mano derecha! ¡Y se sana, vuelve a andar después de 16 años! 3- Carisma de Fe: Esa fe que mueve montañas. Tened fe en Dios. En verdad os digo que si alguno dijere a este monte: Quítate y arrójate al mar, y no vacilare en su corazón, sino que creyese que lo dicho se ha de hacer, se le hará. Por eso os digo: Todo cuanto orando pidiereis, creed que no recibireis y se os dará (Marcos 11:23-25). Este es el carisma de la fe. La dinamita más potente que conoce la humanidad, que mueve las montañas del odio y de los celos, que desata las cadenas de las drogas y del alcohol, que sana enfermos incurables, que arregla matrimonios que ningún abogado puede solucionar, que resucita muertos. Esta carisma lo necesitamos en muchas iglesias cuando hay falta de dinero para pagar la escuela,, y en vez de dedicarse a organizar bingos y bailes, que alguien tenga el carisma de la fe, y se ponga de rodillas, y el dinero aparecerá, sin tener que organizar bailes del demonio, porque donde se baila después de haber bebido dos copas es el ambiente más propicio para pecar y adulterar con la mujer del amigo mismo de la iglesia. 4- Carisma de Sanaciones: Este carisma trata de sanar enfermedades, con el poder del Espíritu de Dios. Este don lo deben tener todos los que predican la palabra de Dios, porque así lo prometió el mismo Jesús: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura… A los que creyeren les acompañarán estas señales… pondrán las manos sobre los enfermos y estos se sanarán (Marcos 16:15-19). Es lo que hizo Jesús en su ministerio. Sanó a todos los enfermos que se lo pidieron; Jesús no le dijo a ninguno "ten paciencia, hijo, porque ésa es la voluntad de Dios para ti". Jesús los sanó a todos, a los buenos y a los malos, a judíos y no judíos… Pídele a Dios este carisma, y la próxima vez que vayas a un hospital, no te parezcas a un cristiano enclenque, sin "poder"; la próxima vez que vayas a un hospital, evangeliza primero, háblale al enfermo de lo bueno y justo y misericordioso que es el Señor… y después, pon las manos sobre su parte enferma… ¡Y Jesús promete que lo sanará! En una reunión de más de mil cristianos pregunté que cuántos habían impuesto las manos sobre enfermos para que se sanaran, y sólo ocho levantaron las manos. A Jesús le seguían muchedumbres porque sanaba enfermos (Mat.:22-25, Jn.6:2)… Cinco mil se bautizaron cuando Pedro sanó a un cojo, en Hechos 3. Las multitudes seguían a Estaban y a Felipe porque sanaban enfermos con el poder del Espíritu Santo (Hechos 6 y 8), y lo mismo le ocurrió a Pablo en Hechos 14-28. 5- Carisma de Milagros: La sanación puede ocurrir con milagro o sin milagro, con la intervención de un médico competente. Pero el Carisma de Milagros es para hacer milagros. Lo prometió Jesús también: En verdad en verdad os digo que el que cree en mi, ese hará también las obras que yo hago, y las hará mayores que éstas (Juan 14:12). Parará las tempestades y andará sobre las aguas, y multiplicará los panes y los peces, y resucitará muertos. ¡Y más que esto promete Jesús! Con el carisma de milagros se paran también las tempestades de los divorcios, y aparecen trabajos buenos, y los adictos dejan las drogas, y los alcohólicos dejas de serlo, y los jóvenes que se marcharon vuelven al hogar. Las iglesias donde se hacen estas maravillas, sus paredes están para reventar, porque no cabe más gente, porque el alcohólico sanado trae la semana siguiente otros 20 alcohólicos con todas sus familias… y el homosexual que se sanó trae otros 20 homosexuales para que se sanen… y el que sanó de cáncer trae a todo el hospital donde estaba siendo tratado ya desahuciado. Y estos milagros se han realizado y se siguen realizando en la Iglesia: Si Jesús resucitó a 3 personas, en la historia de la Iglesia se han resucitado a 400 muertos… si Jesús san’milagrosamente a decenas, en la Iglesia a miles… 100 cuerpos de Santos incorruptos… 6- Carisma de Profecía: Este carisma y el de lenguas, San Pablo los explica más ampliamente en 1 Corintios 14: La profecía es hablar a los hombres de parte de Dios, y nos anima San Pablo a que aspiremos sobre todo al don de profecía (1 Cor. 14:1), y la define así: El que profetiza habla a los hombres para su edificación, exhortación, y consolación (1 Cor.14:3). Muchos están confundidos; creen que el profeta es un "adivino" que predice el futuro, y no es así: El profeta es el que habla a los hombres de Dios, del pasado, del presente y del futuro… Cuando una madre enseña el catecismo, está siendo "profeta", cuando un padre enseña a su hijo a rezar, o lo lleva a la iglesia, está siendo profeta… un evangelista, un misionero, un apóstol es un profeta de Dios. 7- Carisma de Discernimiento de Espíritus: Éste se necesita mucho en los últimos tiempos, porque hay muchos falsos profetas y mesías… "Muchos", no algunos, ni unos cuantos, ¡muchos!, dice Jesús, y lo que es peor, engañarán a ¡muchos! Así lo dice el Señor: Se levantarán muchos falsos profetas que engañarán a muchos…se levantarán muchos falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si fuera posible, aun a los mismos elegidos (Mateo 24:11 y 24). Se necesita hoy mucho este carisma para discernir, darse cuenta, de los muchos falsos profetas y de las muchas falsas iglesias que se forman a diario con el nombre de Jesús, y que son falsas, llevan la Biblia en la mano, pero son de Satanás, como nos previene San Pablo: Esos falsos apóstoles, obreros engañosos, se disfrazande apóstoles de Cristo; y no es maravilla, pues el mismo Satanás se disfraza de ángel de la luz (2 Cor. 11:13-14). 8- Carisma de Lenguas: Los menciona tres veces San Pablo en 1 Cor. 12, en los versos 10, 28 y 30. Las tres veces en el penúltimo lugar, antes del carisma de la interpretación de lenguas. Nos dice que el que habla en lenguas habla a Dios, no a los hombres, pues nadie le entiende, diciendo su espíritu cosas misteriosas (1 Cor. 14:2). A pesar de ser un don misterioso, es el único que es para fortalecimiento de la persona que lo recibe. San Pablo y San Pedro nos dan unas listas de unos 30 carismas, y todos ellos son para el bien de la comunidad, para común utilidad. Sólo el don de lenguas es para edificación personal del que lo recibe: El que habla en lenguas se edifica en sí mismo, dice en 1 Cor.14:4. Todos los demás son para la edificación del Cuerpo Místico de Cristo: Sanación, milagros, evangelista, profeta, apóstol, gobierno, etc. Así es que es un "carisma" muy importante, porque puede ser base y sustento de los demás, ya que es para edificar… al profeta, al apóstol, al administrador, al que gobierna… y todos necesitan edificarse a sí mismos. Por eso San Pablo añade: Yo veo muy bien que todos vosotros habléis en lenguas en 1 Cor. 14:5. Según dice aquí San Pablo, parece que en la comunidad de Corinto todos hablaban en lenguas… sin embargo ha sido un carisma que ha estado muy olvidado en los últimos siglos, hasta que ha venido la Renovación Carismática, cuando debe ser para todos, porque todos necesitamos esa "edificación personal". Si usted nunca ha hablado en lenguas, en glosolalia, por favor, no ridiculice ni critique a los que lo hacen, porque es un "don de Dios", y Dios no regala cosas pequeñas; más bien pídale a Dios este regalo, porque todos lo necesitamos. 9- Carisma de Interpretación de Lenguas: Cuando uno habla en lenguas no entiende lo que dice, ni ningún otro, a excepción del que Dios le ha dado este carisma especial de poder entender e interpretar lo que el hermano oró o cantó en lenguas. A este respecto San Pablo dice: Cuando os juntéis… si alguno ha de hablar en lenguas, sean dos o a lo más tres, por turno, y uno interprete. Si no hubiera intérprete, cállese y hable para sí mismo y para Dios… Dios no es Dios de confusión, sino de paz. (1 Cor. 14:26-33). Este poder del Espíritu Santo es lo que necesitan hoy nuestras iglesias y el mundo, donde los poderes de Satanás parece que se han desatado; evangelizar como decía San Pablo: Mi predicación y mi palabra no fue en persuasivos discursos de sabiduría, sino en la manifestación del Espíritu y en el poder (1 Cor. 2:4.) No está en palabrerías el Reino de Dios, sino en poder (1 Cor.4:20.) Las señales del apóstol se realizaron entre vosotros en mucha paciencia, en señales y prodigios y milagros (2 Cor. 12:12.) A muchos apóstoles pareciera que hoy día no les acompañaran estas señales del apóstol.
About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s