ARREPIENTETE Y CREE EN EL EVANGELIO (Mc 1, 15)

Cuaresma tiempo de Grande Bendición

“Arrepiéntete y Cree en el Evangelio (Mc 1, 15)( . “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás”. (Gén 3,19).

La Cuaresma es un tiempo litúrgico de  conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua.  Es un tiempo de arrepentimiento, ayuno, oración y haciendo obras de misericordia con los demás.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y   termina el Domingo de Ramos, día que se inicia la Semana Santa.  El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto. Es un tiempo de sufrimiento y de dolor, de penitencia, pero sobre todo es un tiempo de profunda esperanza, porque quien sufre solo espera estar aliviado,  quien esta siego espera con ansiedad un día pode ve la luz, quien está pobre desea un día llegar a ser rico, quien no posee un trabajo espera por conseguirlo, etc., Por tanto, el dolor, la penitencia, el ayuno, el sacrificio, etc., es un tiempo de profunda esperanza.

La cuaresma es tiempo de esperanza donde esperamos cambiar los malos hábitos y comenzar, o recomenzar a ser mejores. Es pasar de la muerte a la vida, de la tristeza a la alegría, de la crítica y del chisme  a la verdadera oración. San Pablo dice que se trata de, dejar el hombre viejo (pecado) y revestirse del hombre nuevo, Cristo Jesús.

La palabra “CENIZA”, viene del latín "cinis", es producto de la combustión de algo por el fuego. Fue así como adquirió un sentido simbólico de muerte, caducidad, y en sentido contrario, de humildad y penitencia.

El Miércoles de Ceniza, el cristiano recibe una cruz en la frente con las cenizas obtenidas al quemar los ramos usados en el Domingo de Ramos previo. Se hace como respuesta a la Palabra de Dios que nos invita a la conversión. La Cuaresma empieza con ceniza y termina con el fuego, el agua y la luz de la Vigilia Pascual. Algo debe quemarse y destruirse en nosotros -el hombre viejo- , para dar lugar a la novedad de la vida pascual de Cristo.

Cuando te vas acercando al ministro que te va a imponer la ceniza tu vas escuchando un mensaje del evangelio que se resume en dos expresiones, las cuales realmente te pueden cambiar la vida: "Arrepiéntete y cree en el Evangelio" (Mc1, 15) y "Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver" (Gén 3,19).

La ceniza te recuerdas que como ser humano, eres temporal pero vas que vas en camino hacia la eternidad, hacia la Luz, que es Cristo Jesús. Comienzas recordando que eres polvo, tierra, y terminas creyendo que eres fuego, luz, evangelio. El sábado santo termina la oscuridad total para el ser humano que vive terreno y llega la luz eterna, resurrección. En síntesis el simbolismo de la CENIZA es el siguiente: a) Condición débil y caduca del hombre, que camina hacia la muerte; b) Situación pecadora del hombre; c) Oración y súplica ardiente para que el Señor acuda en su ayuda; d) Resurrección, ya que el hombre está destinado a participar en el triunfo de Cristo.

Son cuatro las acciones y las actitudes especificas que nos mantienen en actitud de vigilancia para poder vivir al Resurrección con Cristo:

† ORACION  

Aprovecha estos días para orar, para platicar con Dios, para decirle que lo quieres y que quieres estar con Él. Puedes leer en la Biblia pasajes relacionados con la Cuaresma y no olvides asistir a la celebración de la Eucaristía.

† AYUNO

Llamamos "ayuno" (latín "ieunium") a la privación voluntaria de comida durante algún tiempo por motivo religioso, como acto de culto ante Dios. En la Biblia el ayuno puede ser señal de penitencia, expiación de los pecados, oración intensa o voluntad firme de conseguir algo.

El ayuno junto con las oración y la caridad, ha sido desde muy antiguo una "practica cuaresmal" como signo de la conversión interior a los valores fundamentales del evangelio de Cristo.

†  CONVERSIÓN

Convertirse es reconciliarse con Dios, apartarse del mal, para establecer la amistad con el Creador. Una vez en gracia , hemos de proponernos cambiar desde dentro (en actitudes) todo aquello que no agrada a Dios

†  ABSTINENCIA

(Del latín abstinencia, acción de privarse o abstenerse de algo) Gesto penitencial. Actualmente se pide que los fieles con uso de razón y que no tengan algún impedimento se abstengan de comer carne, realicen algún tipo de privación voluntaria o hagan una obra caritativa los días viernes, que son llamados días penitenciales

El miércoles de Ceniza y el viernes Santo son días de ayuno y abstinencia como principio obligatorio de conciencia moral y sobre todo como acto de amor y obediencia a Dios, lo cual se refleja en la caridad, amor y perdón con los mas necesitados.

Pero aún te preguntaras y por que o para que ayunar?

El hombre, orientado hacia los bienes materiales, muy frecuentemente abusa de ellos. Esta civilización de consumo suministra los bienes materiales no sólo para que sirvan al hombre en orden a desarrollar las actividades creativas y útiles, sino cada vez más para satisfacer los sentidos, la excitación que se deriva de ellos, el placer, una multiplicación de sensaciones cada vez mayor.

Ayunar significa abstenerse de algo. No se trata de renunciar por renunciar: sino para el mejor y más equilibrado desarrollo de sí mismo, para vivir mejor los valores de Dios. Sino de obtener un beneficio o una vivencia mediante el poder de la fe en Cristo Jesús, todo para gloria de Dios, para bien de la Iglesia y para el bien de tu propia alma, que pueda vivir la eterna paz.

Les deseo a todos un tiempo profundo tiempo espiritual de cuaresma en el camino con Cristo Jesús. Les amo en el Señor, P. Rigoberto Gámez, su pastor y hermano en la fe. 

Rev., Rigoberto Gámez, JCD
Enlace del Cardenal para la RCCH

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s