NO AL ABORTO, SI A LA VIDA. ABORTAR ES MATAR. (PROVIDA)

Si has decidido abortar…
 

                                                                 CARTA A UN BEBE

Hola Mami, ¿cómo estás? Yo, muy bien, gracias a Dios hace apenas unos días me concebiste. La verdad no te puedo explicar lo contento que estoy de saber que tú vas a ser mi Mamá. Otra cosa que también me llena de orgullo es ver con el amor con el que fui concebido…

¡Todo parece indicar que voy a ser el niño más feliz del mundo!
Mami, ha pasado ya un mes desde mi concepción, y ya empiezo a ver como mi cuerpecito se empieza a formar, digo, no estoy tan bonito como tú, pero dame una oportunidad. Estoy MUY feliz! Pero hay algo que me tiene un poco preocupado…

Últimamente me he dado cuenta que hay algo en tu cabecita que no me deja dormir, pero bueno, ya se te pasará, no te apures.

Mami, ya pasaron dos meses y medio y la verdad estoy feliz con mis nuevas manitos y de veras que tengo ganas de utilizarlas para jugar. Mamita dime que te pasa, por qué lloras tanto todas las noches?
Por qué cuando papi y tú se ven se gritan tanto?
¿Ya no me quieren, o qué? Voy a hacer lo posible para que me quieran..

Han pasado ya 3 meses, Mami, te noto muy deprimida, no entiendo qué pasa, estoy muy confundido. Hoy en la mañana fuimos a ver el doctor y te dió una cita para mañana.
No entiendo, yo me siento muy bien… ¿acaso te sientes mal, Mamita?
Mami, ya es de día, ¿adónde vamos?

¿Qué pasa, Mami, por qué lloras? No llores, si no va a pasar nada…
Oye Mami, no te acuestes, apenas son las 2 de la tarde, es muy temprano para irse a la cama. Aparte, no tengo nada de sueño, quiero seguir jugando con mis manitas.

¡Ay, ah! ¿Qué hace ese tubito en mi casita?
¿Es un juguete nuevo? ¡Oigan!
¿Por qué están succionando mi casa?
Mami! ¡Esperen! ¡Esa es mi manito!
Señor, ¿por qué me la arrancan? ¿que no ve que me duele? ah! Mami defiéndeme!
Mamá…ayúdame! ¿Que no ves que todavía estoy muy chiquito y no me puedo defender?

Mami, mi piernita, me la están arrancando! Por favor diles que ya no sigan, te lo juro que ya me voy a portar bien, ya no te vuelvo a dar pataditas. ¿Cómo es posible que un ser humano me pueda hacer esto? Va a ver cuando sea grande y fuer…ah…te.Mami, ya no puedo más, me ay…Mami…Mami…ayúdame…

-Mami, han pasado ya 17 años desde aquel día, y yo desde aquí observo cómo todavía te duele esa decisión que tomaste.
Por favor, ya no llores, acuérdate que te quiero mucho y aquí te estoy esperando con muchos abrazos y besos.
Te quiere mucho,
Tu bebé.

Hagamos conciencia, pásenla a todos sus amigos
por favor.
Digamos NO al ABORTO.

ABORTAR ES MATAR.

Si fue un error de juventud o si fue una violación, o fue algo no deseado, no le quietes la vida, que el bebé no tiene la culpa. Sabes bien que hay centros de adopción, donde frecuentan muchas parejas que no pueden tener hijos.

Si no quieres tener un hijo y ya viene en camino, no le quietes la alegría a otros que en verdad lo quieren de corazón y no pueden tenerlo. Dalo en adopción, es la mejor alternativa. Estoy seguro que Dios y sus ángeles prefieren sobre todas las cosas que des tu hijo en adopción antes de que le quites la vida.

¿Crees que naciste el día en que celebras tu cumpleaños? Para la sociedad sí, pero para Dios y los ángeles tu naciste el día en que te concibieron. Dale la oportunidad de nacer, de ser libre, por favor no lo mates.

http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/carta-bebe.html

 

No digas no
Letra y música: René González
REDA Productions y Vida Music

Te tomó de sorpresa pues no lo esperabas
Fue un paso que diste en tu mal proceder
Y ahora piensas quedarte callada
O dejar que los días declaren lo que encierras dentro de ti

Lo que pasó contigo ha pasado con otras
Solo debes tener confianza y valor
Levántate, no te aflijas, no le quites valor a tu vida
Que cada tropiezo en la vida te enseña a crecer

Coro:

No digas no, Todavía no has visto su cara
Escucha su corazón, sus latidos reclaman tu amor
No le dejes morir, tan tierno y pequeño
Que tal vez cuando nazca seguro se parezca a ti
 

Cada paso en la vida es otra oportunidad
Que nos brinda El Supremo para poder alcanzar
Lo que ayer se nos fue de las manos
Que todavía esto no ha terminado
Que no importa lo que el mundo diga, hay que continuar

Información sobre esta canción

MIAMI, FL – (19 de diciembre de 2002) El reconocido cantautor puertorriqueño René González, quien está estrenando una nueva producción musical titulada “El poder está en ti”, lanza también un video para una de las canciones más impactantes de este nuevo proyecto.

“No digas no”, un tema que se expresa en contra del aborto, es la canción que fue seleccionada para este video el cual se filmó en la ciudad de San Petersburgo, Rusia. La producción fue realizada con la casa productora D-Quadrat Studio, bajo la dirección de Boris Dedenev, un destacado productor y director ruso que ha trabajado en más de 50 video clips y 1000 comerciales.

La historia del video se lleva a cabo en el banco de un parque, en donde transcurre la historia de una joven que queda embarazada de su novio. En ese mismo lugar suceden las escenas que muestran el rechazo de su novio, a sus padres obligándola a practicarse un aborto y a la joven tomando sola la decisión de tener a su bebé. 

Los efectos especiales que se utilizaron en el video dan la idea de que todos estos sucesos transcurren en el mismo tiempo y espacio.

La canción y el video de “No digas no” será el tema de campaña para varias organizaciones internacionales en contra del aborto.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

UN MUNDO MEJOR

 
  
En septiembre del año 2000, en la Cumbre del Milenio, los 192 estados miembros de la ONU, se propusieron un reto: lograr un mundo mejor para todos en el año 2015.

Para ello, se fijaron 8 objetivos en los que se comprometían a velar por los derechos humanos fundamentales según se contemplan en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas.

 

En la Declaración del Milenio se recogen ocho Objetivos referentes a la erradicación de la pobreza, la educación primaria universal, la igualdad entre los géneros, la mortalidad infantil, materna, el avance del vih/sida y el sustento del medio ambiente.

Para objetivos, y en respuesta de aquellos que demandaban un cambio hacia posturas más sociales de los mercados mundiales y organizaciones financieras se añade el Objetivo 8, ‘Fomentar una Asociación Mundial para el Desarrollo’. En otras palabras, el objetivo promueve que el sistema comercial, de ayuda oficial y de préstamo garantice la consecución en 2015 de los primeros siete Objetivos y, en general, un mundo más justo.

Cada Objetivo se divide en una serie de metas, un total de 18, cuantificables mediante 48 indicadores concretos. Por primera vez, la agenda internacional del desarrollo pone una fecha para la consecución de acuerdos concretos y medibles.

Los títulos de los ocho objetivos, con sus metas específicas, son:[1]

  • Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
– Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre.

– Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar diario.

– Conseguir pleno empleo productivo y trabajo digno para todos, incluyendo mujeres y jóvenes.
  • Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal.
– Asegurar que en 2015, la infancia de cualquier parte, niños y niñas por igual, sean capaces de completar un ciclo completo de enseñanza primaria.
  • Objetivo 3: Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.
– Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes de finales de 2015
  • Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil.
– Reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de niños menores de cinco años.
  • Objetivo 5: Mejorar la salud materna
– Reducir en tres cuartas partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad materna.
  • Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
– Haber detenido y comenzado a reducir la propagación del VIH/SIDA en 2015.

– Lograr, para 2010, el acceso universal al tratamiento del VIH/SIDA de todas las personas que lo necesiten.

– Haber detenido y comenzado a reducir, en 2015, la incidencia de la malaria y otras enfermedades graves
  • Objetivo 7: Garantizar el sustento del medio ambiente.
– Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales y reducir la pérdida de recursos del medio ambiente.

– Haber reducido y haber ralentizado considerablemente la pérdida de diversidad biológica en 2010.

– Reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

– Haber mejorado considerablemente, en 2020, la vida de al menos 100 millones de habitantes de barrios marginales.
  • Objetivo 8: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.
– Desarrollar aún más un sistema comercial y financiero abierto, basado en normas, previsible y no discriminatorio.

– Atender las necesidades especiales de los países menos adelantados.

– Atender las necesidades especiales de los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo (mediante el Programa de Acción para el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo y los resultados del vigésimo segundo período extraordinario de sesiones de la Asamblea General).

– Encarar de manera integral los problemas de la deuda de los países en desarrollo con medidas nacionales e internacionales para que la deuda sea sostenible a largo plazo.

– En cooperación con las empresas farmacéuticas, proporcionar acceso a los medicamentos esenciales en los países en desarrollo a precios asequibles.

– En cooperación con el sector privado, dar acceso a los beneficios de las nuevas tecnologías, especialmente las de la información y las comunicaciones.

El único objetivo que no está marcado por ningún plazo es el octavo, lo que para muchos significa que ya debería estar cumpliéndose.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

JESUS ESTA VIVO

 
                                                                                              Jesús esta vivo

Por el Padre Emiliano Tardiff


Sugerimos que esta oración por la curación de nuestra memoria se haga en un lugar apartado, lejos de toda distracción. Recítese de manera lenta, en voz alta, haciendo suya cada palabra de la siguiente oración:

Padre de bondad, Padre de amor,
te bendigo, te alabo y te doy gracias
porque por amor nos diste a Jesús.

Gracias Padre porque a la luz de tu Espíritu
comprendemos que El es la luz, la verdad y el buen pastor,
que ha venido para que tengamos vida
y la tengamos en abundancia.

Hoy, Padre, me quiero presentar delante de Tí, como tu hijo.
Tú me conoces por mi nombre.
Pon tus ojos de Padre amoroso en mi vida.
Tú conoces mi corazón y conoces las heridas de mi historia.

Tú conoces todo lo que he querido hacer y no he hecho.
Conoces también lo que hice o me hicieron lastimándome.
Tú conoces mis limitaciones, errores y mi pecado.

Conoces los traumas y complejos de mi vida.

Hoy, Padre, te pido que por el amor que le tienes a Tu Hijo Jesucristo,
derrames Tu Santo Espíritu sobre mí,
para que el calor de tu amor sanador,
penetre en lo más íntimo de mi corazón.

Tú que sanas los corazones destrozados y vendas las heridas
sáname aquí y ahora de mi alma, mi mente,
mi memoria y todo mi interior.

Entra en mí, Señor Jesús, como entraste en aquella casa
donde estaban tus discípulos llenos de miedo.

Tú te apareciste en medio de ellos y les dijiste:
"Paz a vosotros".
Entra en mi corazón y dame Tu paz.
Lléname de amor.

Sabemos que el amor echa fuera el temor.

Pasa por mi vida y sana mi corazón.
Sabemos, Señor Jesús,
que Tú lo haces siempre que te lo pedimos,
y te lo estoy pidiendo con María mi Madre,
la que estaba en las bodas de Caná cuando no había vino
y Tú respondiste a su deseo, transformando el agua en vino.

Cambia mi corazón y dame un corazón generoso,
un corazón afable, un corazón bondadoso, dame un corazón nuevo.
Haz brotar en mí los frutos de tu presencia.
Dame el fruto de tu Espíritu que es amor, paz, alegría.
Haz que venga sobre mí el Espíritu de las bienaventuranzas,
para que pueda saborear y buscar a Dios cada día,
viviendo sin complejos ni traumas
junto a los demás, junto a mi familia, junto a mis hermanos.

Te doy gracias, Padre, por lo que estás haciendo hoy en mi vida.
Te doy gracias de todo corazón porque Tú me sanas,
porque Tú me liberas, porque Tú rompes las cadenas y me das la libertad.

Gracias, Señor Jesús, porque soy templo de Tu Espíritu
y este templo no se puede destruir porque es la Casa de Dios.

Te doy gracias, Espíritu Santo, por la Fé.
Gracias por el amor que has puesto en mi corazón.
¡Qué grande eres, Señor Dios Trino y Uno!
Bendito y alabado seas, Señor.

 

  

Vengo a ti , hoy Señor
a rendir mi corazon, quiero mas de ti.
toma mi necesidad.
dame tu preciosa paz, quiero mas de ti.
dame, dame, dame mas de ti
bendito Señor.
dame, dame, dame mas de ti,
quiero mas, quiero mas de ti. 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ORACION A LA SANTISIMA TRINIDAD

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
DE JUAN PABLO II
 

1. Bendito seas, Padre, que en tu infinito amor nos has dado a tu Unigénito Hijo, hecho carne por obra del Espíritu Santo en el seno purísimo de la Virgen María, y nacido en Belén hace ahora dos mil años.

Él se ha hecho nuestro compañero de viaje y ha dado nuevo significado a la historia, que es un camino hecho juntos, en el trabajo y en el sufrimiento, en la fidelidad y en el amor, hacia aquellos cielos nuevos y hacia aquella tierra nueva, en la que Tú, vencida la muerte, serás todo en todos.

¡Alabanza y gloria a Ti, Trinidad Santísima, único y sumo Dios!

2. Haz, Padre, que por tu gracia el Año jubilar sea un tiempo de conversión profunda y de alegre retorno a Ti; concédenos que sea un tiempo de reconciliación entre los hombres y de redescubierta concordia entre las naciones; tiempo en el que las lanzas se truequen en hoces, y al fragor de las armas sucedan cantos de paz. Concédenos, Padre, vivir el Año jubilar dóciles a la voz del Espíritu, fieles en el seguimiento de Cristo, asiduos en la escucha de la Palabra y en la asiduidad a las fuentes de la gracia.

¡Alabanza y gloria a Ti, Trinidad Santísima, único y sumo Dios!

3. Sostén, Padre, con la fuerza del Espíritu, el empeño de la Iglesia en favor de la nueva evangelización y guía nuestros pasos por los caminos del mundo para anunciar a Cristo con la vida, orientando nuestra peregrinación terrena hacia la Ciudad de la luz. Haz, Padre, que brillen los discípulos de tu Hijo por su amor hacia los pobres y oprimidos; que sean solidarios con los necesitados, y generosos en las obras de misericordia, e indulgentes con los hermanos para obtener ellos mismos de Ti indulgencia y perdón.

¡Alabanza y gloria a Ti, Trinidad Santísima, único y sumo Dios!

4. Haz, Padre, que los discípulos de tu Hijo, purificada la memoria y reconocidas las propias culpas, sean una sola cosa, de suerte que el mundo crea. Otorga que se dilate el diálogo entre los seguidores de las grandes religiones, de suerte que todos los hombres descubran la alegría de ser tus hijos.

Haz que a la voz suplicante de María, Madre de las gentes, se unan las voces orantes de los apóstoles y de los mártires cristianos, de los justos de todo pueblo y de todo tiempo, para que el Año Santo sea para todos y para la Iglesia, motivo de renovada esperanza y de júbilo en el Espíritu.

¡Alabanza y gloria a Ti, Trinidad Santísima, único y sumo Dios!

5. ¡A Ti, Padre omnipotente, origen del cosmos y del hombre, por Cristo, el Viviente, Señor del tiempo y de la historia, en el Espíritu que santifica el universo, la alabanza, el honor, la gloria, hoy y en los siglos sin fin. Amén!

(De Juan Pablo II, para el Jubileo 2000)

ACTOS DE FE, ESPERANZA Y CARIDAD

Dios mío, creo firmemente cuanto tú, verdad infalible, has revelado y la santa Iglesia nos propone para creer. Y expresamente creo en ti, único verdadero Dios, en tres personas iguales y distintas, Padre, Hijo y Espíritu Santo; y en tu Hijo, encarnado y muerto por nosotros, Jesucristo, el cual dará a cada uno, según sus méritos, el premio o la pena eterna. Conforme a esta fe quiero vivir siempre. Señor, aumenta mi fe.

Dios mío, espero de tu bondad, por tus promesas y por los méritos de Jesucristo, nuestro Salvador, la vida eterna y las gracias necesarias para merecerla con las buenas obras que debo y quiero hacer. Señor, no quede yo confundido eternamente.

Dios mío, te amo con todo mi corazón, sobre todas las cosas, a ti, bien infinito y mi eterna felicidad; y por amor tuyo amo a mi prójimo como a mí mismo y perdono las ofensas recibidas. Señor, haz que yo te ame cada día más.

OBSEQUIOS Y ORECIMIENTOS A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

1. 0h beatísima Trinidad!, os doy palabra de procurar con todo esfuerzo y empeño salvar mi alma, ya que la creasteis a vuestra imagen y semejanza y para el cielo. Y también por amor vuestro procuraré salvar las almas de mis prójimos.

2. Para salvar mi alma y daros gloria y alabanza, sé que he de guardar la divina ley. Os doy palabra de guardarla como la niña de mis ojos, y también procuraré que los demás la guarden.

3. Aquí, en la tierra, me ejercitaré en alabaros, y espero que después lo haré con más perfección en el cielo; y por esto, con frecuencia rezaré el Trisagio y el verso: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, Y también procuraré que los demás os alaben. Amén.

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo.

R. Alabémosle y ensalcémosle en todos los siglos.

Omnipotente y sempiterno Dios, que concediste a tus siervos el conocer la gloria de tu eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe y el adorar la Unidad en tu augusta Majestad; Te rogamos, Señor, que por la fuerza de esa misma fe nos veamos siempre libres de todas las adversidades. Por Cristo, Señor nuestro. Amén.

 

   

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ADORACION EUCARISTICA DE JUAN PABLO II

 

Señor Jesús:

Nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos.

«Tú tienes palabras de vida eterna y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Hijo de Dios» (Jn. 6,69).

Tu presencia en la Eucaristía ha comenzado con el sacrificio de la última cena y continúa como comunión y donación de todo lo que eres.

Aumenta nuestra FE.
Por medio de ti y en el Espíritu Santo que nos comunicas, queremos llegar al Padre para decirle nuestro SÍ unido al tuyo.

Contigo ya podemos decir: Padre nuestro.

Siguiéndote a ti, «camino, verdad y vida», queremos penetrar en el aparente «silencio» y «ausencia» de Dios, rasgando la nube del Tabor para escuchar la voz del Padre que nos dice: «Este es mi Hijo amado, en quien tengo mi complacencia: Escuchadlo» (Mt. 17,5).

Con esta FE, hecha de escucha contemplativa, sabremos iluminar nuestras situaciones personales, así como los diversos sectores de la vida familiar y social.

Tú eres nuestra ESPERANZA, nuestra paz, nuestro mediador, hermano y amigo.

Nuestro corazón se llena de gozo y de esperanza al saber que vives «siempre intercediendo por nosotros» (Heb. 7,25).

Nuestra esperanza se traduce en confianza, gozo de Pascua y camino apresurado contigo hacia el Padre.

Queremos sentir como tú y valorar las cosas como las valoras tú. Porque tú eres el centro, el principio y el fin de todo.

Apoyados en esta ESPERANZA, queremos infundir en el mundo esta escala de valores evangélicos por la que Dios y sus dones salvíficos ocupan el primer lugar en el corazón y en las actitudes de la vida concreta.

Queremos AMAR COMO TÚ, que das la vida y te comunicas con todo lo que eres.

Quisiéramos decir como San Pablo: «Mi vida es Cristo» (Flp. 1,21).

Nuestra vida no tiene sentido sin ti.

Queremos aprender a «estar con quien sabemos nos ama», porque «con tan buen amigo presente todo se puede sufrir». En ti aprenderemos a unirnos a la voluntad del Padre, porque en la oración «el amor es el que habla» (Sta. Teresa).

Entrando en tu intimidad, queremos adoptar determinaciones y actitudes básicas, decisiones duraderas, opciones fundamentales según nuestra propia vocación cristiana.

CREYENDO, ESPERANDO Y AMANDO, TE ADORAMOS con una actitud sencilla de presencia, silencio y espera, que quiere ser también reparación, como respuesta a tus palabras: «Quedaos aquí y velad conmigo» (Mt. 26,38).

Tú superas la pobreza de nuestros pensamientos, sentimientos y palabras; por eso queremos aprender a adorar admirando el misterio, amándolo tal como es, y callando con un silencio de amigo y con una presencia de donación.

El Espíritu Santo que has infundido en nuestros corazones nos ayuda a decir esos «gemidos inenarrables» (Rom. 8,26) que se traducen en actitud agradecida y sencilla, y en el gesto filial de quien ya se contenta con sola tu presencia, tu amor y tu palabra.

En nuestras noches físicas y morales, si tú estás presente, y nos amas, y nos hablas, ya nos basta, aunque muchas veces no sentiremos la consolación.

Aprendiendo este más allá de la ADORACIÓN, estaremos en tu intimidad o «misterio». Entonces nuestra oración se convertirá en respeto hacia el «misterio» de cada hermano y de cada acontecimiento para insertarnos en nuestro ambiente familiar y social y construir la historia con este silencio activo y fecundo que nace de la contemplación.

Gracias a ti, nuestra capacidad de silencio y de adoración se convertirá en capacidad de AMAR y de SERVIR.

Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a meditar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre.

Ayúdanos a ser tu Iglesia misionera, que sabe meditar adorando y amando tu Palabra, para transformarla en vida y comunicarla a todos los hermanos.
Amén.

Juan Pablo II

 

 

 

 

 

 

Pescador, cristo te hiso pescador indicanos donde encontrarlo para ser con él, felices como tu. Voy navegando sin timon; en mar abierto, me abandona la razón. Apenas si sobrevivo como un niño perdido. Busco algo que no hay en mi interior Más, de repente llegas tu y en tu palabra; el faro de la blanca luz. Llevame a puerto seguro donde hay un futuro donde exista un cielo más azul. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas Pescador; tú serás el viento nuevo. Tú serás el amigo, que nos lleve a un mundo nuevo en tu gran corazón infinito en tu gran corazón infinito. Sí, cuesta a veces continuar en el naufragío y entre tanta obscuridad. en medio de un mar que calla, y la fé que nos falta. Voy en busca de un poco de paz. Más, de repente llegas tu y en tu palabra; el faro de la blanca luz. Llevame a puerto seguro donde hay un futuro donde exista un cielo más azul. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas Pescador; tú serás el viento nuevo. Tú serás el amigo, que nos lleve a un mundo nuevo en tu gran corazón infinito. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas Pescador; tú serás el viento nuevo. Tú serás el amigo, que nos lleve a un mundo nuevo en tu gran corazón infinito. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas Pescador; tú serás el viento nuevo. Tú serás el amigo…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL ESPIRITU SANTO

 

 

EL ESPIRITU SANTO

DOMINGO DE PENTECOSTÉS

Lectura (Proclamación) del santo Evangelio según san Juan: 20,19-23

Al anochecer del día de la Resurrección, estando cerradas las puertas de la casa donde se hallaban los discípulos, por miedo a los judíos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: "La paz esté con ustedes". Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Cuando los discípulos vieron al Señor, se llenaron de alegría.

De nuevo les dijo Jesús: "La paz esté con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo". Después de decir esto, sopló sobre ellos y les dijo: "Reciban el Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Los discípulos siguen aferrados al antiguo orden. Las puertas cerradas, el corazón abatido. La paz del resucitado inunda sus vidas y los confirma en la verdad.

UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.- La mayoría de nosotros vivimos en ambientes urbanos. Las personas que abandonan las poblaciones rurales para emigrar a la ciudad van perdiendo las formas tradicionales de solidaridad comunitaria. Vivimos como vecinos distantes; preocupados cada cual por sus asuntos. El mensaje de Pentecostés es un desafío que nos anima para reconstruir la comunión universal. La lengua, los gestos y los símbolos son instrumentos para aproximamos y hermanarnos. El Espíritu del resucitado es una fuerza que congrega a vivir en amorosa cercanía. Bajo su impulso, ya no existen los extraños. Ya no catalogamos a nadie como el otro o el diferente. El Espíritu nos auxilia para qué edifiquemos puentes que nos hermanen y reconcilien. La religión verdadera nos empuja a vivir la fraternidad universal.

                                                                             
El Espíritu Santo:

La Biblia enseña que el Espíritu Santo es Dios, la tercera persona de la Santísima Trinidad que inspiró toda la Biblia, que guía y vivifica a la Iglesia, que es el Señor y dador de vida… y que tiene la importantísima misión de santificarnos a usted y a mí.

El Padre ama al Hijo eternamente y el Hijo ama al Padre, y ese amor del Padre al hijo y del Hijo alPadre es el Espíritu Santo de  Dios… una Persona, como el  Padre y el Hijo… Dios, como el  Padre y el  Hijo… el Misterio glorioso de la Santísima Trinidad.

Dios Padre ya nos creó, Dios Hijo ya nos redimió, y Dios Espíritu Santo es quien tiene la misión de hacernos santos, de limpiarnos, de purificarnos, de sanarnos, de que gocemos en nuestras vidas los méritos de la redención de Cristo. Así lo explican 1 Pedro 1:2 y 2 Corintios 6:11.

Así es que el Espíritu Santo es la persona más importante en tu vida, porque le dio y mantiene la vida misma, y porque está constantemente a tu lado santificaándote, tratando de guiarte, de llenarte del amor y el gozo y la paz del Señor. Sin embargo muchos no lo conocen bien, ni lo aman, ni viven su maravillosa presencia. A muchos les pasa lo que a los cristianos de Éfeso: No hemos oído ni si existe el Espíritu Santo (Hechos 19:2). ¡Es el Gran Desconocido!

Cada página de la Biblia lleva la impronta del Espíritu Santo, no sólo como inspirador de cada palabra de la Biblia, sino como protagonista de todos los hechos maravillosos. ¡Más de 1000 veces cita la Biblia al Espíritu Santo!

EL ESPÍRITU SANTO ES UNA PERSONA

Esto es lo primero que debemos conocer: Que es una persona, no una simple fuerza, o poder, o cosa. El Espíritu Santo es una persona con inteligencia, deseos y emociones:

– Él habla: El que tenga oídos que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias (Apocalipsis 2:7).

– Él ordena: Dijo el Espíritu a Felipe: Acércate y llégate a ese coche (Hechos 8:29).

– Él mueve: Porque todos los que son movidos por el Espíritu Santo de Dios, éstos son hijos de Dios (Romanos 8:14).

– Él guía: Cuando viniere el Espíritu de verdad, él te guiará a la verdad completa (Juan 16:13).

– Él intercede: Y así mismo el espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene; mas el Espíritu aboga por nosotros con gemidos inenarrables (Romanos 8:26)

– Él pone los cargos de autoridad: Mirad por vosotros y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo te ha constituído obispos para apacentar la Iglesia de Dios (Hechos 20:28).

– Al Espíritu Santo, como persona que es, se le puede entristecer, se le puede mentir, y blasfemar contra Él:

    Se puede blasfemar contra el Espíritu Santo. Y esto es tremendo, porque el pecado contra Jesús se puede perdonar, pero el pecado contra el Espíritu Santo no será perdonado "ni en este siglo ni en el venidero".

    Esto nos muestra claramente que el Espíritu Santo es una persona distinta de Jesús. Así dice la Biblia: Cualquier pecado o blasfemia les será perdonado a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu Santo no les será perdonada. Quien hablare contra el Hijo del Hombre, será perdonado; pero quien hablare contra el Espíritu Santo no será perdondo ni en este siglo ni en el venidero (Mateo 12:31).

    Se le puede entristecer: Guardaos de entristecer al Espíritu Santo de Dios, en el cual habéis sido sellados para el día de la redención (Efesios 4:30).

    Se le puede mentir: Díjole Pedro: Ananías, ¿por qué se ha apoderado Satanás de tu corazón, moviéndote a engañar al Espíritu Santo? No has mentido a los hombres, sino a Dios. Al oir Ananías estas palabras, cayó y expiró (Hechos 5:3-5)

EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS

Esto nos lo dice la Biblia en muchos sitios, entre ellos, la cita de los Hechos que pusimos en el párrafo anterior. Es distinto del Padre y del Hijo, aunque forman un solo Dios en el misterio maravilloso de la Santísima Trinidad. Por eso Jesús les dijo que bautizaran "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" en Mateo 28:19.

Como Dios que es, es eterno (Heb. 9:14), es todopoderoso (Lucas 1:35), es omnipresente, está en todas partes (Salmo 139: 7-8), es omnisciente, todo lo sabe (1 Cor. 2:10-11). La Biblia lo describe como el dador de vida a todo viviente en Salmo 104:30, y nos cuenta cómo el soplo divino transformó la tierra en el primer hombre (Gen. 2:7).

Simbolos del Espíritu Santo

Al Espíritu Santo no lo podemos ver, porque es Espíritu, como tampoco podemos ver los átomos ni la electricidad, ni el amor… pero podemos sentir sus efectos. La Biblia nos da varios símbolos para que entendamos y conozcamos un poco mejor a nuestro abogado, a nuestros Paráclito, que significa "el que está siempre con nosotros, a nuestro lado", seamos buenos o malos. Y está a nuestro lado susurrándonos y uiándonos en lo bueno, el amor, la bondad, la valentía.

Estos son algunos símbolos que nos da la Biblia sobre el Espíritu Santo:

El Agua. Símbolo de la vida, nada puede vivir sin agua, y el agua está vitalizando cada célula del cuerpo, hasta la más pequeña. Lo mismo el Espíritu Santo está "en nosotros y con nosotros" (Juan 14:17). Al que cree en mí, ríos de aguas vivas manarán en sus entrañas, nos dice Jesús en Juan 7:17, y luego añade: esto decía del Espíritu que habían de recibir.

El Espíritu es el "agua viva" de que hablaba Jesús a la Samaritana en Juan 4, un agua especial, misteriosa, que quita la sed para siempre, un agua poderosa que hará una fuente que salte hasta la vida eterna (Juan 4:14). Este tesoro de vida está en nuestra alma desde nuestro bautismo, y lo tenemos que redescubrir, que usar, que movilizar, para que se formen en nuestras entrañas ríos de gozo y amor, que salten y cubran nuestra vida, nuestro hogar, nuestros trabajos, que brinquen hasta la vida eterna.

El agua es también símbolo del poder, cuando se hace aluvión, que arrastra con todo, sin miedo a nada ni a nadie.

Agua que limpia, nos dice en Efesios 5:26, Ezeq. 16:9, y 38:25, y en Hebreos 10:22.
Agua que refresca: Isaías 41:17-18, Salmo 46:5.
Agua que es gratuita: Apocalipsis 22:17, Isaías 55:1.
Agua que fertiliza: Isaías 27:3-6, 44:3-4, 58:11, Salmo 1:3.

El Viento. La palabra "espíritu" significa "viento". Es símbolo de la universalidad, está en todas partes, cubriendo y vivificando todo… y es símbolo de libertad. El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de donde viene ni a donde va; así es todo nacido del Espíritu (Juan 3:7).

A veces a viento impetuoso, como en Pentecostés, que arrastra con todo, que da fortaleza y valor, sin miedo a nada ni a nadie, que da ganas de gozar y cantar y saltar, como los apóstoles en Pentecostés, que parecía que estaban borrachos de tanto gozo (Hechos 2:13). Es éste el gozo y fortaleza que tú y yo necesitamos en nuestras vidas para vivir a lo grande, con gozo que nada ni nadie nos puede quitar.

A veces es brisa suave, com a Elías en el monte Horeb (1 Reyes 19:12) que da fuerza para sufrir con paciencia y amor… y que hace revivir, como en Ezequiel 37:9-14, donde los huesos muertos revivieron con el soplo del espíritu. Ese es el soplo que necesitamos los cristianos, que en ocasiones parecemos muertos. Lo tenemos todo y parecemos mendigos, porque necesitamos entregarnos sin ningún "seguro" al poder vivificador del Espíritu, sin ningunas ataduras, sin apegarnos a nada… como la enamorada… entregarse y confiarse del todo, y ser dóciles al amor.

Sombra que proteja y cobije… y que engendre en nosotros a Jesús, como hizo con la Virgen en Nazaret: Dijo María al ángel: ¿Cómo podrá ser esto, pues no conozco varón? El ángel le contestó y dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, y por esto el hijo engendrado será santo, será llamado Hijo de Dios (Lucas 1:34:35). Esta es la esencia de todo Pentecostés y de toda "renovación de vida": Que el Esíritu Santo nos cubra con su sombra y engendre en nosotros a Jesús, como hizo con la Virgen María. Para ello nos tiene que encontrar limpios y puros, como a la Virgen de Nazaret, "la humilde esclava del Señor". Toda limpieza y santificación es obra del Espíritu, de esa Persona de la que poco nos acordamos, a la que pocas veces adoramos y glorificamos.

Paloma. Así se nos presenta en el Bautismo del Señor, en Mateo 3:16. La paloma es el símbolo del amor, de la paz, de la unidad… de esa unidad y paza y amor que necesitamos entre los cristianos. El espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas en el principio del mundo (Génesis 1:2). En otra ocasión, cuando el linaje humano sufrió naufragio universal y estuvo a pundo de desaparecer, apareció la paloma que le señaló a Noé el final de la tormenta. Ahora la paloma viene, no para traernos un ramito de olivo, como a Noé, sino para llenarnos de Jesús, de su gozo, de su paz, de su comprensión, de su amor, de su poder. El ramito de olivo de Noé, era un símbolo de Cristo.

Fuego. Así apareció en Pentecostés, en Hechos 2, como "lenguas de fuego", ese fuego que purifica y quema todo lo malo, que destruye y arrasa la porquería del pecado. Así nos lo presenta en Isaías 4:4 y en Malaquías 3:2-3, y Exodo 24:17, como "fuego devorador".

Fuego que penetra y abrasa con las llamas del amor, y que enciende y transforma nuestros espíritus, como nos lo presenta en Hechos 2. Es ese fuego que decía Santa Teresa, que, como dardo encendido, traspasaba su corazón, ese fuego que San Felipe Neri le hacía sentir que se le abrasaba el corazón, el fuego que San Juan de la Cruz describe como "Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres de mi alma en el más profundo centro". Esa es la llama que tú y yo necesitamos, que nos transforme en amor, que llamee, que bañe el alma en gloria y la inunde de vida divina.

Fuego que ilumina y da calor, así lo describen en Éxodo 13:21 y Salmo 74:14.

Aceite. El óleo, el aceite, es el símbolo de la sanación. Es lo que amtiguamente usaban para sanar las heridas.

Aceite que sana: Isaías, 1:6; Lucas 10:34; Apocalipsis 3:18.

Aceite que conforta: Isaías 61:3; Heb. 1:19.

Aceite que ilumina, porque el aceite también se usaba en las lámparas para dar luz: Mateo 25:34; Zacarías 4:2-14.

Este óleo del Espíritu es el que necesitamos en nuestros hogares y en nuestras vidas, para sanarnos del alma y del cuerpo, para confortar nuestras penas y sanar nuestros temores y dudas… Este tesoro escondido en nuestra alma desde nuestro bautismo, es el que tenemos que usar y aporvechar y resdescubrir, para nuestra sanación interna y externa.

Sello. Dios tiene un sello para marcar a cuantos adopta como hijos y hace partícipes de su naturaleza divina. Lo mismo que los ganaderos tienen un sello con el que marcan los ganados al fuego: Fuisteis sellados con el Espíritu Santo (Efesios 1:13). Guardaos de entristecer al Espíritu de Dios con el que fuisteis sellados para el día de la redención (Efesios 4:30).

Sello que se imprime: Job 38:14; 2 Cor. 3:18.

Sello que asegura: Efesios 1:13 y 4:30.

Sello que autentiza: Juan 6:27, 2 Cor. 1:22.

El Sello de Dios es el Espíritu Santo, en la verdadera circuncisión del corazón según el espíritu (Rom. 2:29). Este sello del espíritu es indeleble, por él conoce Dios a los suyos: Sois carta de Cristo, escrita no con tinta, sino con el Esíritu de Dios vivo, no en tablas de piedra, sino en las tablas de carne del corazón (2 Tim. 2:19). San Pedro nos dice que los sellados con el Espíritu son auténticos hijos de Dios, adquiridos con la sangre del cordero (1 Pedro 1:19). En Apocalipsis 7 nos habla de los 144.000 sellados con el sello de Dios; en 14:1 nos dice que el caráter indelebre que estampa con el Espíritu es el nombre del cordero y del Padre en la frente. En 9:4 del Apocalipsis nos dice que ese sello tiene forma de cruz, como lo había dicho antes Ezequiel 9:4.

Las Arras. Las arras son la garantía de una promesa, las primicas, el "down payment", lo que se da en prenda para que le den a uno un dinero. En el matrimonio la pareja intercambia las "arras", que son las monedas y el anillo, en prenda del amor que se pormeten. Dios nos ha dado en arras el Espíritu (2 Cor. 5:5) Cristo nos marcó con su sello y nos dio en arras al Espíritu en nuestros corazones (2 Cor. 1:22). Fuisteis sellados con el Epíritu Santo de la promesa que es prenda y garantía de nuestra herencia para vuestra redención (Efesos 1:13-14).

Esto del sello y de las arras es impresionante. Estoy sellado por Dios, le pertenezco… y tengo la garantía de la salvación. Pero muchos se preguntan: ¿Cómo conozco yo que tengo el Espíritu, que tengo el sello y las arras, si yo no veo el Espíritu, ni ninguna señal palpable? Muy fácil; de tan fácil se nos escapa de las manos: Nadie puede decir "Jesús es el Señor" sino en el Espíritu Santo (1 Cor. 12:3) Envió Dios a nuestros corazones el Espíritu Santo de su Hijo, que grita "Abba, Padre" (Gálatas 4:6)

Así que es muy fácil saber si estás sellado con el Espíritu: Si puedes decir "Jesús es el Señor", es que tienes el Espíritu, porque nadie puede decir "Jesús es el Señor", si no es en el Espíritu Santo. ¡De tan fácil que es, ni lo creemos! Si puedes gritar "Abba, Padre", es que tienes las arras del Espíritu. Así de fácil es. ¡Qué seguridad, qué grandeza y qué simplicidad, todo lo que viene de Dios! Si tú puedes gritar con la boca y el corazón que "Jesús es el Señor, es Dios", tú estás sellado con el Sello del Espíritu Santo.

Si tú puedes gritar con la boca y el corazón "Abba, Padre", tienes la prenda de Dios, las arras del Espíritu Santo. Dios mismo vive en ti, eres hijo de Dios. Como tu hijo es hijo tuyo, con tu misma sangre, con tu misma naturaleza, posees todo lo que Dios posee, heredarás todo lo que Dios tiene, la vida eterna que Jesús ganó por ti en la cruz.

Y no sólo eso: Si estás "sellado" con el Espíritu, tienes el derecho y el deber de vivir en esta vida como Hijo de Dios, con el gozo y la paz y el amor del Señor, y con el poder del Señor… sin miedo a nada ni a nadie, fiado sólo en tu Padre y Señor.

Esto es grandioso. Tenemos que tomar conciencia de lo que somos, de la fuerza, de la importancia y de la función insustituible de un bautizado en el seno del Cuerpo Místico de Cristo, independientemente del puesto legar que ocupe en la Iglesia y en la sociedad.

Voz.

Voz que habla. Mateo 10:20: No seréis vosotros los que hablaréis, será el Espíritu Santo que habla en vosotros.
Voz que guía: Juan 16:13, Isaías 30:21.
Voz que avisa: Hebreos 3:7-11.

Don. Un regalo, eso es lo que quiere decir "don". Lo da Dios gratis, lo da a todos, sólo que hay que cogerlo. En Juan 4, Jesús se lo está ofreciendo a la samaritana, a una prostituta. Si conocieras el don de Dios… Un regalo no se pide, ni se gana… se acepta, se recibe… ¡Todo lo que tienes que hacer es recibirlo! Aunque creas que no te lo mereces, ¡nadie lo merece!, es un regalo. El espíritu Santo no viene porque seamos santos, sino para serlo. No nos viene porque nosotros seamos buenos, sino porque Dios es bueno y cumple sus promesas.

Lo que tienes que hacer es recibirlo, dejarte amar y llenar por él. Lo demás corre por su cuenta. Él te llenará del gozo y la paz del Señor, ésa que necesitas en tu vida y en tu hogar. Él te llenará del amor y poder de Jesús, para que des de comer al hambriento y de beber al sediento, y para que atiendas al enfermo, y para que se hagan en tu vida las maravillas del Señor. No porque las hagas tú, sino porque en ti vive el Dios y el Señor de las maravillas que sólo necesita de tu docilidad para hacerlas. ¿Qué tienes que hacer para recibir el Don del Espíriu? Arrepentíos y bautizaos en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados, y recibireis el Don del Espíritu Santo (Hechos 2:38), porque El don de Dios no se compra con dinero (Hechos 8:20).

* En Enero de 1980, Juan Pablo II, hablando a un grupo de la renovación carismática dijo:
Yo desde pequeño aprendí a rezarle al Espíritu Santo. Cuando tenía 11 años, me entristecía porque se me dificultaban mucho las matemáticas. Mi padre, me mostró en un librito el Himno ‘"VEN CREADOR ESPIRITU"’, y me dijo: Rézalo y verás que El te ayuda a comprender. Llevo mas de 40 años rezando este himno todos los días y he sabido lo mucho que ayuda el Divino Espíritu.

VEN, ESPÍRITU CREADOR
Rezada a diario por el Papa JPII *

Ven, Espíritu Creador,
visita las almas de tus fíeles
y llena de la divina gracia los corazones,
que Tú mismo creaste.

Tú eres nuestro Consolador,
don de Dios Altísimo,
fuente viva, fuego, caridad
y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;
Tú, el dedo de la mano de Dios;
Tú, el prometido del Padre;
Tú, que pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos;
infunde tu amor en nuestros corazones;
y, con tu perpetuo auxilio,
fortalece nuestra débil carne,

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto la paz,
sé Tú mismo nuestro guía,
y puestos bajo tu dirección,
evitaremos todo lo nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre,
y también al Hijo;
y que en Ti, Espíritu de entrambos,
creamos en todo tiempo.,

Gloria a Dios Padre,
y al Hijo que resucitó,
y al Espíritu Consolador,
por los siglos infinitos. Amén.

V. Envía tu Espíritu y serán creados.
R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos.
Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a tu Espíritu para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo.

Por Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.

  

Hay una uncion aquí,
cayendo sobre mí,
mudándome, 
cambiando mi ser 

Mi espiritu y mi alma se esta llenando
con el poder de tu espiritu santo
mi vida nunca más sera igual.

 

  
 
 

 
 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

FELICIDADES A MAMA Y A MI MAMITA MARIA!!!!

En este 10 de mayo 2009 estaremos celebrando el Día de las Madres y no queremos perder esta gran oportunidad para decirle a cada una de ellas: FELICIDADES A MAMA Y MAMITA MARIA…
 
…Porque aceptaste ser mamá en un tiempo en que todos te decían que no lo fueras; que los hijos son una molestia; que tenías derecho a vivir tu vida; que no trajeras a sufrir a un ser más; que estabas demasiado joven o demasiado vieja; que tenías ya otros hijos y que había que tener menos para darles más o que no tenías ningún hijo, pero que más adelante podrías tener otro cuando fueras más madura.

…Porque aceptaste ser mamá a pesar de que tu pareja no se hizo responsable y te sentenció a ser madre soltera; a pesar de tu vergüenza y tu miedo ante tus padres; porque rechazaste a la serpiente que te indicó a dónde podías ir para matar a tu hijo con seguridad; porque enfrentaste valientemente la curiosidad malsana y las risas burlonas de los que se dicen tus amigos; porque aceptaste ser padre y madre para tu hijo; porque tuviste que dejar de ser niña para comenzar a ser mujer y cambiaste la escuela por el trabajo.

…Porque aceptaste ser mamá en estos tiempos tan difíciles en los que ya casi no se puede tener el lujo de ser madre de tiempo completo. Porque trabajas para ayudar a los gastos del hogar y todavía te das tiempo para hacer el quehacer, para llevar a los niños a la escuela, para llevarlos al médico y hasta para llevarlos a pasear.

…Porque aceptaste ser mamá a pesar de lo difícil que es educar a un hijo, sobre todo cuando el ambiente voltea a tus hijos contra ti y hace de cada uno de ellos un enemigo que ya no obedece, que cuestiona todo, que critica, que amenaza y chantajea a pesar de que lo amas y estás dando tu vida por él.


…Porque aceptaste ser mamá y te exiges ser tierna con tus hijos, tener tiempo para escucharlos y modo para corregirlos. Porque lamentas a solas tu mal carácter, tus gritos y tus golpes, y haces el propósito de ser mejor. Porque te desvelas esperando al hijo ausente y sales a la calle para vigilar los juegos de tus pequeños, porque tratas de conocer a sus amistades, con quién van y con quién vienen. Porque sufres con el hijo que sufre y porque amas más al que más lo necesita. Porque vives la vida de tus hijos y eres feliz si ellos lo son o te entristeces si ellos se entristecen. Porque te interesa su vivir aunque ellos te cantan a cada instante “muy mi vida, no te metas”.

…Porque aceptaste ser mamá y, desde que lo eres, creciste en tu amistad con Dios y lo buscas y lo importunas a cada instante, pidiendo nunca por ti y siempre por tus hijos. Por tu oración a flor de labios y de todo corazón.

…Porque aceptaste ser mamá y te apropiaste de tus hijos, porque son más tuyos que de nadie, sangre tuya y carne tuya, vida de tu misma vida; pero que sabes desprenderte de ellos por su bien, a pesar de que tu corazón se parte. Porque sabes hacerte presente cuando haces falta y hacerte invisible cuando estorbas. Porque todo lo das sin esperar nada… o casi nada, quizás tan sólo un filial beso de carrera que para tu hijo ni importancia tiene y que para ti es vital como el aire que respiras. Porque extiendes tu amor de madre a aquellos que tus hijos aman y los haces tan tus hijos como si también los hubieras engendrado. Porque amas el fruto de los que amas y te vuelves dos veces madre con los nietos y les das todo el amor que a tu hijos diste, y vuelves a vivir y a ser de nuevo madre.

…Porque aceptaste ser mamá, esa vocación puesta en ti naturalmente, porque hiciste caso a su voz que te exigía a pesar del sufrimiento y de la pena. Porque quisiste ser madre renunciando a ti misma para darte plena y en ese amor realizarte toda tú. Toda tú, mujer plena.

 
Pensamientos para el Día de la Madre
 

Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo. Tu corazón comprendía cuándo necesitaba una amiga. Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección. Tu fuerza y tu amor me guiaron y me dieron alas para volar.

Eres la única persona del mundo, que siempre está de forma incondicional. Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges. Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste, no sonríes hasta que me haces reír. Eres mi amiga incondicional.

Una madre es capaz de dar todo sin recibir nada. De querer con todo su corazón sin esperar nada a cambio.Una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás la han perdido.

Mi madre encuentra la felicidad cuando yo la encuentro. Cuando yo vivo algo hermoso, lo vive a través de mi experiencia. Mi madre reza por mí, incluso cuando yo sólo rezo por mi mismo. Mi madre me daría el mundo entero si fuese capaz. Gracias Mamá.

Madre:

M: Por la Maternidad, el regalo de cualquier mujer y la salvación de cualquier hijo
A: Por el Amor de una madre. Insuperable.
D: Por el Deber, que ella siente, y que pone por delante de su propia felicidad. Y por la Dedicación hacia sus hijos.
R: Por ser la Reina de su familia, aunque no se lo mostremos.
E: Porque es Especial. Por su amor, por su entrega y por la forma en la que intenta mantener unida a toda su familia.

El amor de una madre es el combustible que hace que un ser humano logre lo imposible.

Entre los angeles del cielo, mi madre vino a la tierra y nueve meses en su vientre me cargó y con dolor en las entrañas ella me dio a luz. Y con ternura sabiamente ella me alimentó y en mis noches de temperaturas porque alguna enfermedad me agobiaba, con mucho esmero y abnegación ella me cuidó, por eso vengo a darte gracias por el dolor que sufriste al tenerme, por la compasión y el amor que me brindaste durante mi infancia y mi adolescencia, y aunque hoy la tengo ausente por eso me hago presente para con toda fuerza gritar:¡Que linda es mi madre! Siempre la llevo en el corazón.

FELICIDADES MAMITA MARIA Y A TODAS LAS MAMAS.
ESTA CANCION DE TATIANA Y TIMBIRICHE ME HIZO LLORAR….QUE HERMOSA.
NO TODAS LAS MAMAS DEL MUNDO SON PERFECTAS, PERO TODAS ELLAS SE MERECEN EL AMOR DE HIJOS, QUE DIOS LAS BENDIGA, CUIDE Y PROTEJA, FELICIDADES MAMA ERES EL MEJOR REGALO QUE DIOS ME DIO.
 

 

          
 
 
 
MAMA (TATIANA Y TIMBIRICHE) 
by M. Méndez Guíu / Amparo Rubín
 
Shu dap daba daba Shu dap daba daba
 
Que alegría da, decir te a tí, Las cosas que ha sentido El corazón
 Y es que hoy descubrí, Que si soy feliz, Es porque están Mis sueños junto a tí,
 
 Que alegría da, decir mamá, Sintiendo en las palabras Emoción,
Puedo presumir, De mi gran amor, Tu eres lo mas bello, Que jamas me sucedió
 
Mamá… Hoy quiero decir te amo, Me pienso robar tus años, Ser tierno ladrón de tí,
 
Que alegría da, decir te a tí, Las cosas que ha sentido El corazón, Puedo presumir,
De mi gran amor , Tu eres lo mas bello Que jamas me sucedió
 
 Mamá… Hoy quiero decir te amo, Me pienso robar tus años, Ser tierno ladrón de tí,
 Mamá…. Hoy quero decir te amo, Mi casa serán tus brazos, Yo siempre ladrón de tí,
 Mamá…. Hoy quero decir te amo, Mi casa serán tus brazos, Yo siempre ladrón de tí,
 Yo siempre ladrón de tí, Yo siempre ladrón de tí.
 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario